Ser o no ser

seronoser2

Por: Mercedes Amaya Caballero

 

Que emoción! Ha llegado el día, soy libre. He decidido emanciparme de mi patrón, liberarme del yugo opresor del horario de entrada, del siniestro horario de salida, de la difícil decisión de la comida “godin” de cada día.

Realizaré mis sueños, cumpliré mis metas: soy Empresaria.

Conozco a la perfección el quehacer de mi negocio, cumplo con mis clientes en tiempo y ellos me recomiendan, son la mejor publicidad; solo hay un paso que no he dado: vivo en la informalidad. Suena horrible lo sé, es la única faceta de ser empresa que no me decido a superar.

Esta situación la viven 6 de cada 10 hogares en México, quienes obtienen sus ingresos de manera informal de acuerdo con el periódico La Jornada (06/julio/2017. p.17). Son muchos quienes no se arriesgan a registrarse en el padrón fiscal de contribuyentes por el costo que este representa y, seamos sinceras, porque “tampoco ha sido necesario”.

Sin embargo, es preciso conocer las ventajas que la formalidad implica en toda empresa para que se tomen las decisiones que impulsen al crecimiento de la misma. A continuación te daré a conocer 5 que considero pueden ser en beneficio de toda integrante del grupo:

1.- Protege tu marca. Te ha costado mucho tiempo y esfuerzo crear un nombre y hacerte de prestigio, no permitas que otros lo aprovechen y tiren por la borda tu trabajo.

2.- Compite eficientemente. Puedes ampliar tu mercado contactando a nuevos clientes y proveedores, sobre todo aquellos que tienen una buena propuesta comercial pero que exigen un registro para tener actividad comercial contigo.

3.- Aprovecha créditos baratos. Diversos organismos de gobierno ofertan créditos destinados al crecimiento de micro y pequeñas empresas con tasa de interés muy bajo y a plazos muy convenientes.

4.- Obtén beneficios extrafiscales. Los pequeños empresarios pueden adherirse a opciones de registro con múltiples beneficios en materia de impuestos como el descuento en el pago de cuotas y además tienen acceso a servicios de salud.

5.- Evita sanciones. Conoce las normas que te aplican para que puedas decidir con base en información y no solo en presunciones que con el tiempo se conviertan en costos por multas o sanciones.

El éxito conlleva una serie de obligaciones que debes considerar y que no te deben quitar el sueño, al contrario, conviértelos en una fortaleza que te ayude a competir en tu mercado y hacer crecer tu negocio.

Crédito:

Mercedes Amaya Caballero

Contador público con Especialidad en Fiscal y Maestría en contaduría.

Contacto:anonima252@hotmail.com