10-habitos-negativos-debes-cambiar-810x607

Por:  Coach Nadia Macías Rosales

Ya van varios meses del año y estamos precisamente en el tiempo en donde los propósitos de año nuevo empiezan a desertar ¿Cómo vas con los tuyos?

Soy de la firme creencia de que la definición de éxito es personal, cada una de nosotras tenemos definiciones propias de lo que significa, sin embargo algo que es cierto es que existen hábitos que nos impulsan cada vez más y nos acercan a materializar esa definición. Para esto no te estoy hablando de cosas del otro mundo, son pequeñas acciones diarias con un propósito claro y bien definido que quizás a simple vista podrán parecer no tener sentido, sin embargo la repetición de la actividad de forma permanente nos dará resultados evidentes en nuestros días y en nuestra vida.

Un verdadero cambio siempre viene desde adentro, considerando que somos seres integrales, necesitamos abarcar diferentes áreas para regocijarnos en una vida plena y equilibrada.

Los siguientes hábitos son pequeñas acciones que puedes ir implementando poco a poco e irán mejorando tu calidad de vida. Veamos.

  1. LEE: Hay de lecturas a lecturas, no es lo mismo leer los post de tus amigos de Facebook a leer artículos de un tema determinado, leer un buen libro de algún tema de interés, leer noticias… ¿Cuánto lees en tu día a día?, ¿cómo es la calidad de tu lectura? El cerebro es un musculo y practicar la lectura es una forma de ejercitarlo, sin embargo hay que ejercitarlo con temas que aporten, que sumen o mejor aún, que multipliquen en tu vida.

Si este no es un hábito muy arraigado a ti, te recomiendo que inicies con 15 minutos diarios de lectura comprendida, que inicies con artículos como éste por ejemplo, que son cortos y de contenido fácil de comprender.

  1. MEDITA: Hay muchas creencias en cuanto a la meditación, que si hay una forma correcta o incorrecta de meditar, que si es de alguna religión, que si es muy complicado, que si requiero mucho tiempo, que si requiero el espacio adecuado, etc, etc, etc…la realidad es que la forma en la que lo hagas es la correcta, en cuanto al lugar que se requiere puede ser en la mayoría de los lados. Se trata de mantenerte en el momento presente, de ser consciente, de sentir tu cuerpo, de observar, de escuchar y en el mejor de los casos de ver pasar tus pensamientos sin involucrarte con ellos.

¿Hay diferentes formas? Sí, van desde las más sencillas como sentarte y respirar, siendo consciente de tu respiración, ni siquiera es necesario que cierres los ojos, solo permítete respirar y sentirte. Muy fácil de realizar en la oficina.

Observar, puedes sentarte en un lugar en contacto con la naturaleza y solo observar lo que sucede a tu alrededor, sin juzgar lo que ves, solo observa.

Hay muchas formas más, sin embargo, estas son muy sencillas para poder iniciar. Puedes empezar tomándote 5 minutos por día, si lo puedes hacer al despertar o antes de dormir, muy seguramente lleguen pensamientos a tu cabeza, ¡solo déjalos ir!

  1. HAZ EJERCICIO: Por todos lados podemos escuchar los beneficios de la actividad física, sin embargo se hecha en saco roto esta información, cuando en realidad los beneficios impactan cada área de vida, desde el aumento de energía, la mejora de la salud y el ánimo, mejora la autoestima, estéticamente es muuuy beneficioso ¿a quién no le gusta lucir una figura más bonita? Y en realidad no se requiere de mucho para poner en acción este hábito, solo unos minutos y mucha actitud. Puedes empezar por caminar más al trasladarte de lugares utilizando cada vez menos tu automóvil, apartar 20 minutos de tu día y salir a caminar a un parque (y puede que agregues unos minutos más para meditar o leer al aire libre) ¿vez como todo se puede integrar?, poco a poco puedes ir aumentando el tiempo y la intensidad. Los primeros días, como la mayoría de las cosas nuevas puede ser ¨difícil¨ pero créeme, los resultados serán casi inmediatos, te puedo asegurar que lo primero que va a cambiar es tu estado de ánimo.
  2. COME INTELIGENTE: Esta actividad también se recomienda por todos lados, pero sabes, se disfraza de ¨ponte a dieta¨ que no es lo mismo. Cuando digo come inteligente se trata de comer lo que tu cuerpo necesita, no de dejar de comer y si este nuevo habito lo sumamos al de hacer ejercicio ¡imagina las toneladas de beneficios!. Para esto puedes ir con un experto en el tema, recuerda que con tu salud no se juega, si aún no te animas puedes iniciar con reducir la cantidad de alimentos procesados, alguna vez escuché por ahí de un experto ¨entre por menos manos haya pasado el alimento, mucho mejor¨ esto quiere decir que el secreto es en ingerir la naturalidad de los alimentos, otra forma de comer inteligente es comiendo en horarios definidos, dándote el tiempo de disfrutar tus alimentos, de masticarlos y de digerirlos. Comiendo de manera inteligente lo primero que va a impactar es tu energía durante el día, de mi te vas a acordar.
  3. HIDRATATE: Suena medio loco, pero EL AGUA ES ENERGIA que vibra dentro de nosotros, gran parte de cada órgano está compuesto por agua, ¿tienes dolores recurrentes de cabeza? Muy seguramente te falta hidratarte, el cerebro es 75% agua y como el todos los órganos, ¿tienes problemas digestivos? Muy seguramente no tomas agua suficiente, ¿te sientes con poca energía? Toma agua y verás cómo cambia tu ánimo. El agua es vida, una planta sin agua se seca, ¡Y tú también!
  4. DESCANSA: Este es un tema que en la actualidad hay quienes ni lo conocen, sobre todo si eres emprendedora en donde estas en todo, con todos. Descansar no es sinónimo de dormir, ni dormir de descansar. La saturación de actividades hacen que el cerebro piense a 1000 por hora incluso hasta en la noche. Se trata de desconectarte de las actividades, de las redes sociales, de los equipos electrónicos, de los hijos, del marido, no solo tocar la almohada y morir por unas cuantas horas y despertar más cansada de lo que te acostaste. Puedes tomar pequeños descansos de 15 minutos durante el día, a veces son más reparadores que las horas por la noche, ¡por cierto! Que las horas que duermas sean por la noche entre 11 pm y 5 o 6 am, porque está comprobado que las horas de sueño nocturnas no se recuperan ni durmiendo días enteros.
  5. AGRADECE: Te hablo desde agradecer a tu divinidad hasta al señor de la tiendita de la esquina, ser agradecida te abre las puertas del cielo y de muchos lugares en tu día a día, ser agradecida con otros le puede cambiar el día al otro y por consiguiente a ti. Agradece todo, ¡todo!, lo bueno, lo no tan bueno y lo maravilloso, lo que pasó, lo que está pasando y lo que va a pasar. Los beneficios de agradecer es el reconocimiento de tu momento presente, estar presente en el presente y disfrutarlo. ¡qué mejor forma de vivir!
  6. PROGRAMA TU DÍA: Si eres emprendedora y lo aplicas sabrás las maravillas de este hábito, si no lo aplicas puedo apostar a que se te va el día y no sabes ni en qué y ya no terminaste los pendientes que no sabías que tenías pendientes. Una forma muy fácil de programar tu día es separando tus actividades por orden de importancia y urgencia, lo ideal es que el 80% de tus actividades estén en tu lado de cosas importantes y el 20% restante en el lado de las urgentes, si no es así y tienes la mayoría en las urgentes, déjame adivinar ¡vives corriendo!… Es importante poner especial atención a las importantes, ya que si no lo haces en cualquier momento se convertirán en urgentes. Esto puedes realizarlo de forma diaria, por las noches para el día siguiente o por las mañanas antes de iniciar el día y obtendrás como resultado un día más enfocado y organizado y productivo.
  7. AUTOEVALUATE: Con esto me refiero a hacer un recuento de tus días, una vez ya habiéndolos programado puedes palomear que si llevaste a cabo y que no, que pasas para el día siguiente y en qué lado de tu lista se va, si en lo importante o en lo urgente. No se trata de juzgarte o regañarte por no haberlo hecho, se trata de identificar en que estas invirtiendo tu tiempo, tu enfoque y tu energía. Si haces este ejercicio te sorprenderás.
  8. LLEVA UN DIARIO: Este hábito es para mí muy especial, porque desde que inicié con el tuve un mejor amigo, ¡sí, aunque suene aniñado! Que mejor que vaciar tus pensamientos más profundos y tenerlo ahí siempre para volver a ellos. En el puedes escribir desde cómo fue tu día de trabajo, aprendizajes del día, como fue tu relación con el mundo, plasmar y registrar nuevas ideas, y todo lo que tú quieras. Los beneficios de tener uno es como ya te dije que puedes volver a esas notas cuantas veces lo necesites, ver claramente tu evolución incluso de la aplicación de todos estos nuevos hábitos. ¡es una maravilla!

Estas son 10 acciones diferentes que puedes ir adoptando y que te ayudarán a mejorar tus días, quizás algunos ya los hagas, te sugiero empezar por uno o dos ya que hacerse de un nuevo hábito lleva tiempo, dedicación y mucha energía.

Recuerda que todos los días tenemos la oportunidad de iniciar de nuevo, ¿te suena cansado? Entonces no lo abandones y así, no tendrás que volver a empezar.

Te mando abrazos apretados, estoy feliz por tenerte por aquí, entre mis líneas escritas con mucho amor.

Crédito:

Nadia Macías Rosales

Coach en Desarrollo Personal

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s